Es una decisión enmarcada en el convencimiento de que la responsabilidad de Correos como empresa pública es la de proteger a las personas que están prestando sus servicios en la compañía

Ante la situación de estado de alarma, Correos ha decicido renovar automáticamente todos los contratos de duración determinada, necesarios para puestos operativos de atención al cliente en oficinas, de distribución y de logística, que vencen a final de este mes de marzo y que ascienden a más de 7.700 en el conjunto del país.

Correos, como prestador del servicio público postal en todo el Estado, está preservando la continuidad del servicio con el personal estrictamente imprescindible, ayer 13.409 empleados. Esta medida excepcional ha sido aprobada en la Comisión de Empleo Central, celebrada esta tarde por multiconferencia con las organizaciones sindicales, con el objetivo de encontrar, de manera conjunta, la mejor solución para los profesionales.

Se trata de una decisión que se enmarca en el convencimiento de que, en estas circunstancias adversas, la responsabilidad de Correos como empresa pública es la de proteger a las personas que están prestando sus servicios en la compañía. Además, esta iniciativa tendrá como objetivo también el de reforzar la plantilla para continuar garantizando la prestaciones del servicio postal universal en las mejores condiciones de calidad, tal y como está llevando a cabo Correos desde la declaración del estado de alarma del pasado 14 de marzo.

Correos, una vez más, agradece la responsabilidad y el especial compromiso de los trabajadores para poder seguir prestando dicho servicio público a la ciudadanía, así como las muestras de solidaridad desplegadas en todo el territorio.