Bajo el lema «Level Up Down: Nivel 0 emisiones»

La campaña, dirigida a los jóvenes y población en general, se suma a  otras acciones puestas en marcha por la institución en su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El Día Mundial del Medioambiente es el mayor evento anual para la acción ambiental positiva y se lleva a cabo cada 5 de junio. Esta fecha está marcada en el calendario de Cruz Roja como una cita ineludible para seguir sensibilizando a la ciudadanía de la importancia del medioambiente en el que vivimos.

Por ello, este año desde Cruz Roja  se quiere destacar la importancia de los pequeños cambios individuales que cada uno de nosotros podemos hacer para cuidar el medioambiente, y como estos influyen a nivel global.

El lema “LEVEL UP DOWN: nivel 0 emisiones” hace referencia al objetivo de conseguir reducir los niveles de emisiones al mínimo posible. Haciendo alusión a los entornos de videojuegos, en los cuales se debe ir subiendo de nivel (level UP), en esta campaña se propone ir bajando de nivel (level DOWN) y, consecuentemente, de nivel de emisiones.

Es una acción más puesta en marcha por la organización en su compromiso con los Objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Concretamente, la campaña tiene una fuerte vinculación con el objetivo número 13 “acción por el clima”, que pretende adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Cruz Roja desarrolla distintas actividades relacionadas con la protección del medioambiente, no sólo a través de actividades de sensibilización y de intervención, sino también imbricando la perspectiva medioambiental en sus proyectos sociales.

En Cruz Roja Juventud de Zamora, desde 2014, se viene trabajando con un huerto ecosocial que cubre varios objetivos. Se fomentan las actitudes medioambientales, preparando la tierra, realizando siembras, realizando visitas a viveros locales y plantando verduras de temporada. Y, además, contiene una vertiente social puesto que aumenta la autoestima y la autonomía de los colectivos vulnerables que participan en las actividades relacionadas con su cuidado y mantenimiento.

También se han realizado trabajos de hábitos de consumo responsable, de reutilización y reciclaje con quince chicos y chicas, se ha repartido kits de ahorro energético a 139 personas o se ha formado a voluntariado en temas de oficina eficiente. Además, justo antes de la pandemia del coronavirus, se puso en marcha un proyecto de reciclaje integral en la sede de Cruz Roja Española en Zamora.