El Grupo Municipal de Ciudadanos ha denunciado errores de procedimiento y la imposibilidad de participación social en los cambios del sector ‘S10 IN’ Puerta del Noroeste de Benavente.

La formación naranja ha presentado alegaciones a la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), ya que el Equipo de Gobierno ha eludido la redacción del Plan Parcial y que este partido considera que ya se ha pagado.

Asimismo, ha criticado la inexistente participación social en la elaboración y aprobación de los instrumentos de planteamiento y gestión urbanística que el Gobierno municipal no puede presumir de haber fomentado, según recoge el texto presentado por los concejales Jesús María Saldaña y Sara Casquero.

En las alegaciones se evidencia, además, la pésima selección de la ubicación para estas obras, cercanas al casco urbano y alejada del Centro de Transportes y Logística de Benavente (CTLB), lo que contraviene la ampliación de estas instalaciones proyectadas por la consultora ARUP en 2018 y un incremento de los costes.

Desde el partido liberal se critica el diseño del viario, que resulta tan escaso que genera parcelas de más de 400 metros de fondo, con un ancho insuficiente y calles de doble sentido que no permiten la implantación de carriles bici, así como la falta de previsión para construir algunas glorietas intermedias.

También considera injustificada y exagerada la elevación del rasante del vial – de casi seis metros – y, salvo que se pretenda evitar un cruce al mismo nivel. En cualquier caso, rellenar un sector de más de dos millones de metros cúbicos de tierra supondría un coste de más de 12 millones de euros. Una actuación que en opinión de los concejales de la formación naranja sería inviable. Otras de las críticas que plantea Cs es el proyecto de una red de saneamiento con profundidades de 6,81 metros en un terreno en el que no es necesario.

Ciudadanos también ha criticado que en el estudio económico-financiero de este proyecto, cuyo montante asciende a 12.302.304 euros, no se especifique qué conceptos corresponde a un estudio pormenorizado, ni cuáles se han estimado ni aparece menciones detalladas que arrojen luz sobre la fiabilidad. Del mismo modo, este estudio no incluye los costes del movimiento de tierras – que tendrá un coste superior a los 12 millones de euros – ni el coste de conexión de la glorieta interior con el enlace de la PK 266 de la A-6 que asumirá el Ministerio de Fomento.

Respecto a las expropiaciones, este partido considera insuficientes los 600.000 euros proyectados para la expropiación del 10% de la superficie. Si se tiene en cuenta el diseño de ‘S10 IN’, el coste para el desarrollo urbanístico superaría los 26 millones de euros a invertir entre el Ayuntamiento y/o los propietarios de los terrenos. Para llevar a cabo estas expropiaciones, el Equipo de Gobierno apuesta por el sistema de cooperación, aunque por el momento se desconoce el número de propietarios que prefieren urbanizar y los que quieren ser expropiados.

El portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Benavente, Jesús María Saldaña, ha asegurado que «no se puede empezar la casa por el tejado, tanto para elegir la ubicación del Sector como para seleccionar el sistema de actuación, resulta absolutamente necesario conocer la disposición de los propietarios, asunto que se ha dejado para el final».