El sindicato CSIF se ha concentrado este martes a las puertas de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León para reclamar que se vuelva a las 35 horas laborables y que los trabajadores dela función pública recuperen los derechos perdidos durante la pasada crisis económica.

Según Jesús Casaseca, de CSIF Zamora, las administraciones “prometieron” que tras superar las dificultades económicas de la crisis el personal volvería a recuperar sus derechos, una circunstancia que finalmente no se ha producido. Una negativa de las administraciones a volver a la situación anterior que los trabajadores ven con “indignación”, según Casaseca, y que está motivando que se produzcan movilizaciones reivinidcativas.

Movilizaciones que rechazan también el alto grado de interinidad existente en las administraciones públicas. En buena parte de los servicios, explicó Jesús Casaseca, se llega al 30 o al 40% de interinidades, llegando en algunas especialidades a tasas del 60% de interinidad, algo que es totalmente rechazable”.