La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado hoy la “falta de compromiso” de la Junta de Castilla y León por establecer una financiación adecuada del modelo público universitario en la Comunidad tras la celebración de la mesa de negociación del III Convenio Colectivo del Personal Docente e Investigador de las Universidades Públicas de Castilla y León, en la que, señalan, se les ha trasladado la negativa de la Consejería de Educación a “asumir cualquier incremento retributivo que pudiera resultar de la negociación”.

CSIF añade que, “si la situación del personal que presta servicios en las universidades públicas de Castilla y León ya es realmente preocupante, con unas plantillas que son de las peores remuneradas de todo el Estado, la situación resulta aún más sangrante para el personal docente e investigador con contrato laboral”.

Realizando unas funciones y asumiendo unas competencias similares que sus compañeros de otras universidades del resto del país perciben unas retribuciones que, de promedio, son un 10% inferiores, “lo que constituye una diferencia que resulta de todo punto inasumible”, denuncia CSIF.

A ello hay que añadir la existencia de situaciones que deben ser calificadas como “discriminatorias, pues a pesar de ver evaluados favorablemente los resultados docentes e investigadores necesarios, para obtener los complementos de quinquenios y sexenios, estos no son retribuidos adecuadamente, pues solamente perciben el 75% del primer quinquenio y del primer sexenio, cuando sus compañeros, ya sea en otras universidades, ya sea el personal docente funcionario de las universidades castellanas y leonesas, cobran el 100% de todos cuantos tengan reconocidos”, indica CSIF.

Ante esta situación anuncian que emprenderán y participarán en cuantas iniciativas se lleven a cabo para solicitar y reivindicar que este colectivo tenga “unas condiciones laborales dignas” y, en particular, reciba unas retribuciones acordes con las funciones y competencias que vienen desarrollando en su día a día, que sin duda contribuyen en gran medida a mejorar la calidad del sistema universitario público en Castilla y León.