El Ministerio de Cultura destinará casi un millón de euros para la recuperación de los tramos más deteriorados de la Muralla de Zamora, según ha asegurado hoy el alcalde al término de la Junta de Gobierno tras la visita  efectuada ayer por el subdirector general de Patrimonio del Estado quien, acompañado por el subdelegado del Gobierno, se reunió en el Ayuntamiento con el propio alcalde y el concejal de Urbanismo, y con posterioridad realizaron una inspección de la fortaleza.

El representante ministerial aportó un estudio sobre la intervención en el tramo comprendido entre la bajada de San Martín y Trascastillo, pero el alcalde propuso que se actuara el primer lugar en las zonas donde presenta un mayor deterioro, como los lienzos liberados de edificaciones  en la avenida de la Feria, además del tramo de unos treinta metros en el paseo de la Vega, donde se produjo un derrumbamiento.

Una sugerencia considerada como «razonable» por el subdirector general que ha programado ya para el próximo jueves una visita de los técnicos del Ministerio para comenzar a trabajar en este sentido, junto con los propios técnicos municipales. El alcalde considera importante este compromiso del Ministerio de Cultura con la rehabilitación de la Muralla de Zamora, que está plasmado en un documento oficial entregado por el propio subdirector general, y considera que el nuevo plan de actuación «viene a refrendar el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento para despejar de edificaciones la Muralla».

Por otra parte el concejal de Urbanismo, Romualdo Fernández, informó sobre la constitución ayer de la Comisión promotora de la nueva mancomunidad urbana para la prestación de servicios, «Zamora y su Alfoz», integrada por nueve municipios del entorno de Zamora, incluida la capital. Ha sido elegido como presidente el propio Romualdo Fernández y actuará como secretario el del Ayuntamiento de Zamora, por común acuerdo de  los integrantes y debido a que es también la Corporación que cuenta con mayores recursos. Este ha sido el primer paso formal para la constitución de la mancomunidad; el siguiente será la Asamblea de Concejales que se reunirá próximamente para la aprobación de la propuesta de Estatutos, que posteriormente deberán ser ratificados en sesión plenaria por cada uno de los Ayuntamientos.

Una vez aprobados los estatutos se remitirán a la Junta de Castilla y León para su aprobación definitiva y la constitución efectiva de la mancomunidad. El nuevo órgano supramunicipal estará integrado por los ayuntamientos de de Andavías, Arcenillas, Coreses, Cubillos, Moraleja del Vino, Valcabado Villalazán, Villaralbo y Zamora, a los que en el futuro podrían sumarse hasta un total de 22 localidades. Los principales servicios que se prestarán en común son los de abastecimiento de agua, saneamiento o transporte público.