El entrenador del Zamora CF, David Movilla, aseguró este jueves que, desde el punto de vista deportivo, el equipo está trabajando para enfrentarse el sábado al Mallorca en Copa del Rey “de igual manera” que para preparar el resto de los partidos, “entendiendo que tiene más repercusión” que otros encuentros.

Como hizo también Villafañe, Movilla aseguró que el equipo afronta con “ilusión” un partido que reconoce “de dificultad máxima”. “Es un partido que nos ilusiona y nos motiva, pero nos ilusiona eliminar a un equipo de primera división, que es lo que vamos a tratar de conseguir”.

Reconoció que el Mallorca tiene muchas ventajas “a nivel técnico y táctico”, todos son jugadores de primera y con diez o doce nacionalidades. Las ventajas del Zamora son que juega en casa y “si el Ruta de la Plata ruge como el día 17 es difícil ganarnos”, dijo, y la otra ventaja es que son conscientes de los errores que se cometieron contra el Sporting, errores que se han tratado de “minimizar, corregir y mejorar”.

Auguró que el Mallorca llegará con “un equipo competitivo”, entre otras cosas porque no hay partido entre semana y eso hace que no haya que reservar a nadie. “Esperamos un once de plenas garantías porque tiene un gran entrenador que prepara muy bien el partido, esperamos la mejor versión el Mallorca”, dijo Movilla.

Añadió, además, que no cree que vayan a tirar la Copa del Rey por garantizar la liga. “Los únicos que dejan de dar valor a la Copa son los equipos eliminados”, apuntó Movilla. “La Copa es de los torneos más bonitos y que más emociones genera”.

El Zamora contará con toda la plantilla frente al Mallorca, salvo Juanan que está sancionado.

Movilla analizó el juego del Mallorca, un equipo “con una gran organización y mucha velocidad en las transiciones,” algo lógico en la categoría en la que está, y reconoció que habrá momentos en los que meterá al Zamora en su campo porque tiene futbolistas con calidad, capacidad y mucha jerarquía a los que Movilla conoce bien.