La lluvia se ha cobrado su primera suspensión en esta Semana Santa. Después de recortar recorridos, de deslucir la procesión del Yacente, de poner en peligro la salida del Nazareno, finalmente el temporal ha obligado a la suspensión del Santo Entierro.

La noticia, lógicamente, ha provocado la decepción y la tristeza de los hermanos que se reunieron a primera hora de la tarde junto al Museo de Semana Santa para participar en el desfile.

Aunque la amenaza de lluvia era evidente, todos pensaban que se podría obrar el milagro y las nubes pasarían de largo, al menos, durante el tiempo suficiente para permitir que la cofradía cubriera un recorrido recortado.

Finalmente, las malas condiciones meteorológicas aconsejaron la suspensión definitiva del desfile para salvaguardar la integridad de los valiosos procesionales que procesionan en esta tarde de Viernes Santo.

[ngg_images source=”galleries” container_ids=”278″ display_type=”photocrati-nextgen_basic_thumbnails” override_thumbnail_settings=”0″ thumbnail_width=”240″ thumbnail_height=”160″ thumbnail_crop=”1″ images_per_page=”200″ number_of_columns=”0″ ajax_pagination=”1″ show_all_in_lightbox=”0″ use_imagebrowser_effect=”0″ show_slideshow_link=”0″ slideshow_link_text=”[Mostrar presentación de diapositivas]” order_by=”sortorder” order_direction=”ASC” returns=”included” maximum_entity_count=”500″]