La Asociación para el estudio de la montaña Cryosanabria ha denunciado hoy vertidos en el Tuela desde las obras del AVE. Las aguas del río tendrían según los baremos de World Water Monitoring Challenge, una turbidez superior a 70, mostrando valores muy elevados.

El oxígeno disuelto superaba las 3-4 partículas por millón (ppm) y la saturación de oxígeno cercana al 50%, valores muy altos. El análisis del oxígeno disuelto es una prueba clave en la determinación de la contaminación del agua y el control del proceso de tratamientos de aguas residuales.

El pH se situaba en torno a 8-9 siendo una cifra muy elevada y que dificulta la vida de animales y plantas locales, mientras que el porcentaje de nitratos estaba en 15-20 ppm. La dureza ofreció unos valores en torno a los 80 ppm de carbonato cálcico (CaCO3) siendo un agua dura.

Además de indicar casi todas las medidas valores excesivamente altos, se podía observar espuma en superficie como muestran las fotografías, lo cual hace sospechar de nuevos vertidos en las obras del Tren de Alta Velocidad.