El próximo jueves, la masa de aire cálido que ha traído un verano adelantado a gran parte de la península se retirará para dejar paso a un frente atlántico con temperaturas muy frías y precipitaciones muy intensas.

Las previsiones meteorológicas prevén descensos de casi 15 grados en buena parte de la mistad norte de la península. En Zamora, los termómetros sufrirán descensos muy acusados por encima de los 10 grados.

El resultado de la llegada de este frente supondrá la generalización de las precipitaciones en forma de tormentas y temperaturas casi invernales.