El partido va a ser muy complicado para los intereses amarillos debido al gran momento de forma en el que se encuentran las madrileñas, sobre todo, a partir del cambio de su entrenador. Las madrileñas han encontrado ese punto de competitividad necesario en la segunda división y se hacen muy fuertes sobretodo en su feudo.

Lo más destacado del equipo madrileño es su buena capacidad defensiva, ya que son uno de los equipos que menos goles encaja; de hecho le han metido solamente 11 goles, valores similares al tercer clasificado. Las dimensiones y estado del terreno de juego de la AD Alhóndiga tampoco ayudarán demasiado a las de Sergio Castro, ya que es un campo muy pequeño y que no se encuentra en muy buen estado y del que saben sacar provecho las locales.

Las bajas zamoranas continúan siendo el gran lastre del equipo del Caja Rural. El míster amarillo no recupera a ninguna de sus lesionadas, Paloma, Cristel, Saritilla, Sara Fdez, Garzón…una larga lista de bajas a la que tiene que hacer frente el club amarillo.

Sergio Castro, a pesar de ser consciente de la dificultad del partido espera lo máximo de sus jugadoras para no venirse de vacío del viaje a Getafe.

El Caja Rural B recibe el sábado a las 17:00 horas en la Ciudad Deportiva al Arandina CF. El equipo burgalés es la gran sorpresa hasta el momento de la primera regional ya que solamente ha ganado un partido y ha empatado otro.

Las de Campano intentaran aprovechar el mal comienzo liguero de las de Aranda y el buen momento deportivo de las chicas del filial amarillo para que los tres puntos se queden en Zamora.

El partido no será fácil para las de Campano ya que varias de sus jugadoras tendrán que viajar con el primer equipo debido a las bajas de estas, pero la adaptación que las jóvenes promesas del filial están haciendo a la liga regional ayuda muy mucho a que el equipo del Caja Rural B tome el pulso a la competición y le complique la vida a cualquiera de sus rivales.