Dos investigados por coaccionar a empresarios para insertar publicidad en una falsa revista de la Guardia Civil

Realizaban llamadas telefónicas a negocios privados de Sanabria

La Guardia Civil de Zamora está investigando a dos personas que supuestamente estaban coaccionando a empresarios para insertar publicidad en una falta revista del cuerpo.
Según la información facilitada por la Guardia Civil, una denuncia presentada en el cuartel de Puebla de Sanabria reveló que personas ajenas a la institución ofrecían espacios de publicidad en revistas falsamente vinculadas con la Guardia Civil.
Según las mismas fuentes, estas personas realizaban llamadas telefónicas principalmente a negocios privados para intentar conseguir colaboración económica a cambio de publicidad en las citadas publicaciones.
Ante la negativa de la victima, la coaccionaban telefónicamente para intentar forzarla a que insertara un anuncio de su negocio en la revista.
Por ese motivo se procedió a la investigación de dos personas como supuestos autores de un delito de coacciones.
Según la Guardia Civil, este es un problema que afecta a gran cantidad de particulares y empresas que de buena fe, creyendo hacer un bien para colegios de huérfanos, hermandades etc… insertan publicidad de sus negocios o entidades en estas publicaciones, que debidamente “manipuladas” por publicistas, contratan la inserción de anuncios, creyendo que con ellos ayudan a estas instituciones.
La Guardia Civil recuerda que la única revista oficial y profesional de la institución se llama “Guardia Civil” y no se financia con la solicitud de dinero de personas o entidades locales. Otras revistas incluyen en sus portadas la palabra Guardia Civil y en su contenido gran profusión de fotografías de guardias civiles en todas sus especialidades y numerosos emblemas y logotipos alusivos a esta institución, lo que induce a confusión.
Aunque estas revistas normalmente si están inscritas y autorizadas por el Ministerio del Interior, son administradas y dirigidas por entidades particulares sin ningún tipo de vinculación con la revista oficial.
“En ocasiones se emplean métodos agresivos y poco ortodoxos para captar anuncios de publicidad, actitud que no se corresponde con nuestra forma de proceder”.
La Guardia Civil recomienda denunciarlo poniéndolo en conocimiento en el cuartel más cercano.