Ecocultura, la feria de productos ecológicos de referencia en Castilla y León y una de las principales ferias del panorama nacional, se consolida de nuevo en esta décimo quinta edición como punto de encuentro entre productores, elaboradores y distribuidores. Una feria de referencia también para el consumidor final de productos ecológicos.

En este sentido hay que destacar la importancia de los encuentros profesionales que se desarrollan entre el sector productor y distribuidor, posibilitando así la comercialización durante todo el año y de este modo facilitando la incorporación de nuevos productores al sector ecológico.

Desde la Diputación Provincial de Zamora, organizadora de la feria hispano lusa de productos ecológicos hacen hincapié en la “gran participación de público” en todas las actividades paralelas programadas durante los tres días de la feria como son las catas o los talleres,que han contado con muchas más solicitudes de participación que plazas disponibles, así como la primera eco-carrera en la que han participado un centenar de corredores. También han sido un éxito los conciertos de música y las actividades infantiles con talleres de arquitectura sostenible, el payaso malabarista y el grupo Fetén Fetén, entre las más destacadas.

Los productores han calificado de “satisfactorias” las ventas, siendo durante la jornada festiva del viernes 12 de octubre cuando se han producido las mayores ventas. En el caso de los nuevos expositores, todos ellos han vendido la totalidad de su producto, mientras que los más habituales han vendido a la clientela fija que acude a sus stands año tras año.

Asimismo, han tenido una gran afluencia y participación las catas organizadas por los Comités de Agricultura Ecológica de Valencia y Andalucía durante los tres días de la feria Ecocultura.