Permanecía aislado en una celda en cuarentena tras haber comparecido en la Audiencia Provincial el pasado 22 de junio

El hombre de 34 años acusado de violar a una joven en un portal de la calle Benavente se suicidó esta noche mientras permanecía aislado en su celda en la prisión de Topas. Así lo ha confirmado este martes el subdelegado del Gobierno, Angel Blanco, que ha aclarado que el preso utilizó una sábana para acabar con su vida.

El hecho se descubrió durante el cambio de guardia esta misma noche por los funcionarios de la prisión, que nada pudieron hacer para evitar el fallecimiento del hombre, que se enfrentaba a una pena de prisión de 29 años por un delito de agresión sexual y otro de robo con violencia.

Fuentes cercanas al caso han descartado que en la muerte del preso hubieran podido participar otros reclusos de la cárcel de Topa, dado que en el momento del suicidio el presunto violador se encontraba solo en su celda cumpliendo la cuarentena del coronavirus que se aplica a los presos que han salido del recinto para formar parte de diligencias judiciales.