El alcalde de Corrales del Vino, Mario Castaño, reclamó en el Día de la Provincia “ayuda” para mantener y mejorar la vida en los pueblos de la provincia de Zamora. “Necesitamos mejorar nuestras comunicaciones (en el sentido más amplio de la expresión), necesitamos hacer que la vida en los pueblos sea lo más cómoda posible para que la gente regrese”

Para ello, apuntó, “es necesario incentivar la creación y el asentamiento de empresas en el medio rural” y aseguró que cualquier iniciativa o proyecto que respete el entorno, por pequeño que sea, debería contar con el apoyo “de todas las administraciones”.

Mario Castaño, que realizó un breve discurso para dar la bienvenida a Corrales del Vino a los más de 800 participantes en el Día de la Provincia, reflejó que Zamora es una provincia que lucha por cambiar la actual tendencia y se mostró convencido de que “tiene capacidad y potencia para ello”.

Potencial, añadió, como el que atesoran los productos de calidad que se agrupan bajo la marca Alimentos de Zamora y que mencionó uno a uno, desde los vinos a los quesos pasando por los productos de la huerta, las carnes, harinas, ajos, miel y legumbres.

“Debemos ser capaces de poner en valor toda la riqueza sociocultural que tenemos en cada uno de nuestros pueblos, y que es mucha”, dijo, “debemos saber aprovechar toda la riqueza natural y medioambiental que muchas veces pasa desapercibida ante nosotros, simplemente porque estamos acostumbrados a verla”.

El alcalde de Corrales dio la bienvenida a los asistentes presentando Corrales y sus anejos, Peleas de Arriba y Fuentelcarnero, como lugares en los que encontrar “tradición, cultura y patrimonio” en una tierra marcada por la producción de vino en una denominación como es Tierra del Vino, “la única tierra del vino”, precisó.