Monte La Reina ha tenido un protagonismo especial en el pleno de la Diputación Provincial. La recuperación de los terrenos como uso militar ha centrado el debate debido a una moción presentada por el Grupo Popular para exigir que el alcalde de la ciudad de Toro esté presente en cualquier negociación que se lleve a cabo con relación a Monte La Reina.

Desde el PP han incidido en que lo importante es “trabajar juntos como se lleva haciendo desde hace muchos años” por lo que se debe “sacar el asunto del debate político”. Unas declaraciones que han tenido su contestación por parte de la diputada de Izquierda Unida, Laura Rivera, quien ha señalado que “traer esta moción al pleno ya es politizar el tema”, calificando la moción de “poco seria” puesto que, en su opinión, “no entra en el fondo de problema”.

Por su parte, Antonio Plaza, portavoz del Grupo Socialista en la Diputación ha recalcado que “lo que es bueno para Toro es bueno para la provincia” y han pedido que en las próximas reuniones también estén presentes además del alcalde de Toro y la presidenta de la Diputación Provincial de Zamora, que serán acompañados por los portavoces de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento, los portavoces de los grupos con presencia en la Diputación. Una enmienda que no ha sido aceptada por el Grupo Popular.

Finalmente, con 14 votos a favor y 11 abstenciones, la moción ha sido aceptada por lo que el pleno aprueba rechazar los intentos de politización, por parte de cualquier grupo político, de cualquier asunto que tenga que ver con Monte la Reina, con el fin de lograr el objetivo de conseguir el regreso de los militares a los terrenos toresanos. Además, de instar a todas las instituciones implicadas en las negociaciones, Gobierno de España, Junta de Castilla y León, a que en cualquier negociación relativa a este asunto se encuentre presente el alcalde de Toro y la presidenta de la Diputación Provincial de Zamora, que serán acompañados por los portavoces de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento, en una clara muestra de despolitización de este importantísimo proyecto.

Por último, desde la Diputación se solicitará a todas las instituciones, organizaciones empresariales, partidos políticos, sindicatos y asociaciones, que siempre que se hable de este asunto se trate con el debido respeto a la ciudad de Toro y a los toresanos, y no se olviden de que “lo que es bueno para Toro, será bueno para su comarca, para el Alfoz y para toda la provincia”.