Destinada al mantenimiento de la actividad en el centro de acogida “Madre Bonifacia”

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy la concesión de una subvención nominativa de 26.600 euros a Cáritas Diocesana, para el mantenimiento del centro de acogida “Madre Bonifacia”. Se trata de un centro para personas sin hogar o en situación de exclusión social, caracterizadas principalmente por tener especiales dificultades para acceder a una vivienda o para vivir de manera autónoma. Dispone de un total 28 plazas, la mitad de las cuales son para personas con estancia temporal y la otra mitad se destina habitualmente a personas de paso, incluyendo plazas específicas para hombres o mujeres. Cuenta también con un comedor social con un número ilimitado de plazas, y desarrolla su actividad a lo largo de todo el año.

En estos momentos, a causa de la situación de emergencia sanitaria, se ha establecido una atención directa a personas indomiciliadas completando la capacidad de alojamiento hasta numero prudencial de plazas para poder llevar a cabo el aislamiento de alguna persona, si ello fuera preciso. Además se proporciona menú de comida y cena, así como de medicación, a las personas usuarias de comedor social, manteniendo el control sanitario. También en el inicio del confinamiento el centro de acogida Madre Bonifacia ha colaborado con el Ayuntamiento de Zamora en la habilitación del Albergue de Peregrinos como centro de transeúntes, para acoger a personas de la calle que ya no podían entrar en el de Cáritas, proporcionándoles menús diarios, ropa o calzado.