El Ayuntamiento de Zamora es, junto con el de San Fernando, en Cádiz, el que más pronto paga a sus proveedores con siete días de plazo frente a la media del conjunto de los municipios españoles que es de 78 días, según el informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA sobre los periodos medios de pago de las distintas administraciones públicas, al cierre del mes de agosto pasado y comparándolos con la media del primer trimestre del año.

La conclusión global del informes es que en conjunto las tres administraciones pública: estatal, autonómica y local, siguen incumpliendo el periodo legal de pago a proveedores, que es de 30 días, y que esos plazos se han incrementado aún más durante los últimos meses, lo que perjudica especialmente a los trabajadores autónomos que disponen de una menor capacidad financiera para afrontar los retrasos.

Si en el caso del Estado es de 33 días de media y en el caso de la administración autonómica se supera en diez puntos en plazo legal, con una media de demora de 40 días, el informe especifica que la administración local «que es para la que trabajan la mayoría de los autónomos» duplica ese periodo de plazo establecido por la Ley y abona sus facturas en 78 días de media. Una espera que además se ha incrementado desde el primer semestre de este año, cuando la media era de 65 días.

Sin embargo hay ayuntamientos que hace que esa media no sea aún más elevada con un ranking de celeridad que encabeza a nivel nacional el Ayuntamiento de Zamora con 7 días de media, los mismo que Sa Fernando, seguidos de Salamanca (8), Coslada (9), Arona (10), Alicante (11), etc. En el lado opuesto está el Ayuntamiento de Jaén o Jerez de la Frontera donde la demora de pago a sus proveedores supera el año completo, concretamente 582 días de retraso en la capital jienense y 414 días en el ayuntamiento jerezano; y hay otras ocho ciudades en las que la demora supera los cien días.