En la Comisión de Hacienda convocada para el próximo miércoles, el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Zamora propondrá la creación de una nueva tasa en la capital que afecta a las entidades bancarias y sus cajeros automáticos situados en fachada, y que por lo tanto tienen acceso desde la vía pública. Con esta medida, el trato a las entidades bancarias se iguala al de cualquier vecino o empresa que utiliza el espacio público.

Es una tasa que tienen ya muchas capitales de provincia y pueblos próximos, como es el caso de Benavente. La imposición no afecta a los cajeros que están dentro del recinto de la entidad bancaria. Se establece una tasa en función de la calle en la que está situado, dividiendo la ciudad en cuatro categorías.

La cuota tributaria que corresponde a la propuesta de los cajeros automáticos situados en cada categoría de la vía pública es la siguiente: Categoría de la vía pública Cuota Especial 700 € al año, primera 500 €, segunda 300 € y tercera 200 €.

El censo de cajeros se realizará una vez aprobada la Ordenanza Fiscal. En todo caso se puede estimar una cifra de 66 cajeros en la capital, considerando que un tercio de los cajeros analizados se ubican en fachadas de los edificios, con acceso directo desde la vía pública.

En base a esos datos se estima un potencial recaudatorio de la tasa de: 10.900€, aunque el censo final, como se ha dicho, se hará una vez aprobada la Ordenanza.