El Ayuntamiento de Zamora reiteró este martes su ofrecimiento a Cruz Roja Española para acoger refugiados en caso de que sea necesario, una vez que el barco Aquarius, en el que viajan más de 600 personas, desembarque en Valencia.

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, señaló que el ayuntamiento ha puesto a disposición de Cruz Roja, que es la entidad de coordina todos los asuntos que tienen que ver con los refugiados, “todos los medios materiales y humanos”, igual que se hizo hace dos años.

En el ayuntamiento, añadió, hay una lista de profesionales que pueden asesorar a los refugiados y, aunque el ayuntamiento no cuenta con viviendas disponibles, si ha manifestado su disposición a hacer modificaciones presupuestarias para ayudar si es preciso, además de poner a disposición de la organización los servicios sociales del Ayuntamiento y el Banco de Alimentos con el que colabora.

Guarido reiteró que es Cruz Roja quien coordina todo lo relacionado con los refugiados y a ellos se han dirigido, a pesar de haber recibido esta misma mañana una nota de la Federación Española de Municipios y Provincias preguntando también si el Ayuntamiento estaba en las mismas condiciones de hace dos años para acoger refugiados.