El Ayuntamiento de Zamora ha editado un manual básico de funcionamiento del Servicio de Ayuda a Domicilio, a modo de guía de usuario, en el que se recogen clara y detalladamente los distintos aspectos que tienen que ver con la prestación del servicio, así como los derechos y obligaciones de los beneficiarios. El manual ha sido presentado hoy por la concejala de Bienestar Social, Inmaculada Lucas, junto con el teniente de alcalde y concejal de Hacienda y Servicios Generales, Miguel Angel Viñas, y la representantes del comité de empresa de la sociedad Valoriza, adjudicataria de la prestación del Servicio, Emilia Pérez y Salomé Morcillo.
Según manifestó Inmaculada Lucas, la Concejalía de Bienestar Social conoce bien las singularidades que tiene este tipo de prestación y que por sus características en ocasiones pueden dar lugar a equívocos, principalmente por parte de los usuarios, que a veces no tienen claro cuáles son sus derechos y sus deberes; por lo que, atendiendo a una sugerencia de las propias trabajadoras, el Ayuntamiento ha editado este manual para explicar de manera sencilla varios aspectos relativos al servicio, de manera que éste se desarrolle de una forma aún más profesional y respetuosa.
En el manual aparecen detallados los siguientes apartados:
1º. -Cuáles son los objetivos del servicio.
2º. Quiénes pueden ser destinatarias/os, tanto con carácter general, como con carácter específico.
3º. Qué derechos y deberes tienen las/os beneficiarias/os.
4º. Quiénes son los profesionales que forman parte del servicio de ayuda a domicilio, (personal auxiliar y trabajadores sociales).
5º. En qué consisten las tareas a realizar por el personal auxiliar: atenciones de carácter personal, doméstico, de relación con el entorno, y otras.
6º. Cuáles son las otras modalidades de ayuda a domicilio existentes: servicio de lavandería y servicio de comida a domicilio.
7º. Y las normas de funcionamiento del servicio en sí.
En opinión de la concejala, con este tipo de iniciativas el Ayuntamiento de Zamora «continúa avanzando en su propósito de mejorar en todo lo posible la prestación del servicio a los usuarios, facilitar el trabajo diario que desempeñan las trabajadoras y contribuir al buen funcionamiento de los Servicios Sociales de la ciudad». Hay que tener en cuenta que el Servicio de Ayuda a Domicilio han sido un objetivo prioritario del equipo de gobierno, aumentando en estos cuatro años el presupuesto dedicado al mismo en más de 800.000 €, ya que ha pasado de 1.000.000€ en 2015 a 1.850.000€ previstos para 2019, lo que supone un incremento de un 85 %.
Así mismo, en este periodo, el número de beneficiarios también se ha visto incrementado en un 47 %, puesto que actualmente se está prestando servicio a 589 personas, mientras que en mayo de 2015 eran 402 las personas beneficiarias, y tendidas por una plantilla de 77 profesionales. Inmaculada Lucas destacó además que no existe lista de espera para acceder este servicio.
El servicio de Ayuda a Domicilio es una prestación de ámbito municipal que consiste en ofrecer cuidados personales y/o la realización de tareas domésticas en el domicilio del usuario, por parte del personal auxiliar, para contribuir a la integración y permanencia en el entorno habitual de la persona atendida.
Los beneficiarios pueden ser:
-Personas de edad avanzada con dificultades en su autonomía personal.
-Menores de edad cuyas familias tengan dificultad para prestarles el cuidado necesario en el domicilio.
-Personas con discapacidades que afecten a su autonomía personal.
-Grupos familiares con una situación social inestable debido a cargas excesivas o conflictos relacionales.
Del manual de funcionamiento se han editado mil ejemplares que se repartirán entre todos los usuarios del servicio, y el resto estarán a disposición de los Centros de Acción Social para facilitarle a todas las personas que estén interesadas o deseen una información detallada de lo que ofrece y las características de la prestación del servicio.
Según manifestó Emilia Pérez desde su experiencia como trabajadora de ayuda a domicilio, el manual es además muy necesario «porque clarifica perfectamente cuales los derechos y deberes de cada parte y para evitar falsas interpretaciones, y especialmente las relacionadas con los hijos».