La iniciativa parte de la Concejalía de Barrios y Participación Ciudadana dentro del plan de muralismo para los barrios de la ciudad

La Plaza de Ángel Bariego, en el popular barrio de San José Obrero, está siendo el escenario de una nueva obra artística en formato mural. En este caso, el nuevo lienzo urbano representa al escultor zamorano Ramón Abrantes en pleno proceso de elaboración de la maternidad situada en el claustro de la Diputación Provincial, imagen -realizada por Ricardo Flecha- que se verá complementada con la representación de tres de sus grabados de distintas “maternidades”.

Este nuevo mural, en proceso de elaboración por el artista Óscar Martín Martínez, acompañará al ya existente en recuerdo de Ángel Bariego -obra, también, del mismo artista-, figura clave del asociacionismo vecinal zamorano, fundamental para entender la historia de La Transición en la capital.

Dicha plaza cuenta, además, con una escultura del propio Abrantes representando una “maternidad”, gracias al trabajo de la Asociación de Amigos de Ramón Abrantes y a la ejecución por parte del Ayuntamiento de Zamora.

Continúa así el desarrollo de estas representaciones pictóricas que poco a poco van abriéndose paso entre el paisaje de las calles de la capital, dentro de un “plan de muralismo” que pretende ser un novedoso incentivo turístico para visitar los barrios de la ciudad.

A partir de la próxima semana, además, comenzará la ejecución de una serie de murales con motivos costumbristas en el barrio de La Lana, que irán proliferando con el paso de los meses.