El alcalde de la capital, Francisco Guarido, ha insistido este martes en que el Ayuntamiento seguirá reclamando a Roales más de cinco millones de euros por el uso realizado entre 2003 y 2016 de la red de saneamiento de la capital, cantidad que se desglosa en algo más de 3 millones de euros por el caudal y 2,5 millones por el deterioro de las redes públicas y los productos empleados en la depuradora para eliminar los contaminantes vertidos por las empresas del corredor de Roales.

Guarido ha reconocido hoy que el Ayuntamiento de Roales se ha ofrecido a pagar 875.000 euros por el uso de la red, una cantidad que el consistorio zamorano considera muy alejada de la que ambos ayuntamientos podrían pactar en relación a la deuda existente.

Aún así, el alcalde ha considera que este ofrecimiento de Roales, es un “primer paso positivo” por cuando reconoce la existencia de una deuda a la ciudad de Zamora, cosa que hasta la fecha negaban desde Roales.

Guarido ha apostado por seguir negociando para llegar a un acuerdo extrajudicial que garantice un pacto satisfactorio para ambas partes en lugar de correr el riesgo de llegar a una sentencia judicial que perjudique gravemente a una de las partes.