El Ayuntamiento prevé el comienzo de las obras de derribo del edificio de la calle Feria número 11 el próximo mes de febrero. El coste de los trabajos de derribo es de 170.000 euros y el plazo de ejecución de los trabajos de dos meses.

El alcalde de la capital, Francisco Guarido, ha explicado hoy que se trata de un derribo muy importante para la ciudad por cuanto con la desaparición del ese edificio, el más voluminoso de cuantos tapaban la muralla, supone un cambio total de las vistas en esa zona.

El inmueble tiene 4 plantas, con ocho viviendas, y un local comercial. El edificio ya es propiedad del ayuntamiento, que lo expropió por 1,2 millones de euros y que luego ha tenido que invertir otros 100.000 euros en la expropiación de los alquileres.

El coste total de las expropiaciones realizadas para liberar la muralla asciende ya a 2,5 millones de euros.

El próximo edificio a derribar, para el que todavía no hay fecha ni proyecto, ha explicado esta mañana el alcalde, es el situado en la Bajada de San Martín 2.

Cuando todos los edificios hayan desaparecido, ha señalado el alcalde, el Ayuntamiento procederá a la ejecución de un proyecto global de ajardinado de la zona.