El Ayuntamiento de Zamora pondrá en marcha toda la maquinaria necesaria para conseguir que la ciudad sea declarada por la UNESCO ‘Paisaje Cultural Mundial’, un marchamo que vendría a reconocer los valores tanto patrimoniales como medioambientales de la capital.

El concejal de Turismo, Christoph Strieder, ha explicado esta mañana que el consistorio pretende poner en marcha un observatorio multidisciplinar que se encargue de elaborar que la propuesta que debe servir para conseguir la declaración de Paisaje Cultural Mundial.

Por el momento, ha explicado Strieder, esta consideración no ha sido concedida a ninguna ciudad española, aunque son ya varias las que trabajan en este sentido.

La obtención de este marchamo, en cualquier caso, no será sencilla y aunque Zamora posea valores de sobra para ser merecedora de esta distinción, tanto desde el punto de vista patrimonial como medioambiental, lo cierto es que Strieder no ve factible su consecución antes de tres o cuatro años.

En ese documento, Zamora tiene que explotar sus potencialidades como lugar de “encrucijada” ha explicado el concejal, en el que lo mismo se han mezclado monumentos románicos que modernistas, que paisajes de ribera con zonas de monte y estepa.

El concejal de Turismo ha insistido en que Zamora “tiene muchas posibilidades” y que debe trabajar para conseguir una distinción que tendría efectos muy positivos para el turismo.