El Balonmano Zamora ha cedido un empate (28-28) frente al filial del Barcelona en los últimos minutos. El conjunto entrenado por Leo Álvarez ha dominado casi todo el partido al Barcelona B, que reaccionó en los últimos minutos y logró un empate con sabor a victoria para los culés, que llegaron a perder por seis goles.

El encuentro comenzó con alternancias en el marcador para los dos equipos, salvo en una ocasión en que Diocou logró aumentar la ventaja a dos goles, que el Rutas del Vino neutralizaría gracias a la defensa y a los goles de Jortos y el debutante Aravena. Al final de la primera parte, un par de exclusiones a los culés Dani Fernández y Pujol dieron alas a los zamoranos para que se fueran al descanso con un 18-15 favorable a los Viriatos.

El comienzo de la segunda parte siguió siendo de los zamoranos, que veían como aumentaba la cuenta con un parcial de 4-1 en los primeros cinco minutos que obligo al entrenador visitante a pedir un tiempo muerto. Tras el parón, el Barça B le devolvió el parcial a los Viriatos, que a pesar de este mal rato, seguían bien plantados en el parqué. La ventaja de 3 goles se mantuvo hasta el minuto 28. Esos dos minutos que faltaban fueron fatídicos para las aspiraciones zamoranas, ya que la gran defensa culé, unida a la falta de puntería zamorana y a decisiones tácticas cuestionables, hicieron que los zamoranos perdieran toda su ventaja, con los goles de Dani Fernández, Diocou y Rosell, empatando el partido a 28.