El Balonmano Zamora Rutas del Vino se ha impuesto este sábado al Villa de Aranda en partido de pretemporada correspondiente a la Copa de Castilla y León. Los de Leo Álvarez, como muchas bajas y todavía sin el ritmo de competición adecuado, lograron una ajustada victoria por 28 a 27 en un partido que dominaron con claridad y en el que casi siempre fueron por delante.

Con las bajas de Fer, Jortos, Iñaki y Admella, el Balonmano Zamora se enfrentó a un Villa de Aranda muy reforzado que este año vuelve a ser candidato al ascenso. Los pistacho pronto tomaron el control del partido, muy serios en defensa y agiles en ataque, sobre todo cuando eran capaces de pisar el acelerador y jugar al contraataque.

Fruto de ese mejor juego, el conjunto pistacho, que este sábado vistió de azul marino, se marchó al vestuario con un 15 a 11 en el marcador.

En la segunda parte los de Leo Alvarez siguieron dominando el juego, con un Villa de Aranda que tenía muchos problemas tanto en defensa como ataque para frenar a los jugadores del conjunto zamorano. Llegaban los mejores momentos del Balonmano Zamora mediada la segunda parte con ventajas de cuatro goles en el electrónico.

Fruto de los muchos cambios introducidos por Alvarez y también por el cansancio, llegados los minutos finales el Villa de Aranda ajustó su defensa para poco a poco reducir distancias en el marcador hasta llegar a ponerse por delante en el marcador con un 26 a 27 a falta de cuatro minutos.

El conjunto zamorano pasó por momentos difíciles y necesitó hacer un esfuerzo extra para remontar en el marcador hasta lograr primero el empate a 27 y más tarde superar a los de Aranda con un gol final que supo a gloria y que despeja el camino copero de los pistacho