El Balonmano Zamora se desplazaba este sábado a tierras gallegas para enfrentarse a Acanor Novas, un equipo asequible pero que en casa, siempre con el pabellón lleno, “se hace fuerte” y muy difícil de batir. Un partido en el que el conjunto pistacho ha sido competitivo pero al que le ha faltado rematar para hacerse con el triunfo.

Las tablas en el marcador han sido la tónica general durante el partido que llegó al descanso con un 12-11 a favor de los locales. Tras el tiempo de descanso el juego siguió con goles de los gallegos correspondidos por los zamoranos. Así iban sumando goles sin que ninguno de los dos equipos pudiera lograr abrir brecha en el marcador.

El pitido final sentenció la derrota del Balonmano Zamora que no pudo conseguir el empate en el último minuto y perdió por un punto, 24-23.