El Balonmano Zamora ha hecho este jueves un balance “satisfactorio” de la temporada, a  pesar de que estos últimos meses no hayan sido fáciles para el club pistacho debido a la marcha de varios jugadores ‘históricos’ para la entidad.

Para el club, aunque esa circunstancia no ha sido un obstáculo fácil de salvar, lo cierto es que consideran que poco a poco los pistacho van supliendo ese impacto y adaptándose a las nuevas circunstancias.

Esa mejora les hace pensar que el club no tiene porque cambiar el objetivo inicial de la temporada, que no era otro que entrar en los puestos de play off, que dan derecho a luchar por el ascenso a la soñada Asobal.

Con respecto a los tan necesitados refuerzos, de los que se lleva hablando desde el inicio mismo de la temporada, lo cierto es que el club sigue buscando un pivote que de solidez al equipo en defensa y que aporte también en ataque.

El presidente del club, José Antonio Quintana, anunció la presentación de la campaña de socios de media temporada, que este año beneficia a los aficionados puesto que contempla un partido más que en la primera parte de la temporada. Serán 35 euros  en tribuna, 20 en preferencia y 10 para los niños. Respecto a la situación económica del club, añadió que los “números van bien” lo que da “tranquilidad a la entidad”.

Quintana destacó además la importancia de la cantera, que está cosechando importantes éxitos y que de alguna forma garantiza el porvenir del club. Si hay que sacar algo positivo de esta primer tramo de la temporada, señaló,  es el buen papel de la base, aunque recalcó que se sigue buscando sponsor para el equipo femenino, que curiosamente cuenta sus partidos por victorias.

El técnico, Leo Alvarez, por su parte, insistió en que al equipo le viene bien un descanso y subrayó que el primer equipo debe buscar “sentirse fuerte en casa” y buscar algún mejor resultado fuera para optar a mejorar la clasificación.

Alvarez aseguró que el equipo “ha competido” en todos los partidos, aunque también recordó “la mala suerte” sufrida con continuas lesiones y bajas tan señaladas como la de Jortos.

El entrenador confirmó que el club “sigue buscando” un pivote, aunque a estas alturas de la temporada es “muy complicado.