Tras el parón liguero, el BM Zamora retoma la actividad desplazándose a casa de un viejo conocido como es Aranda. Un rival que está en un gran momento de forma y que no va a ponérselo fácil a los pistacho.

Para el técnico del BM Zamora, Leo Álvarez, Aranda va a suponer un “partido muy complicado” dado que los burgaleses están jugando a un gran nivel después de conformar una plantilla muy completa esta temporada. “Han fichado lo que le hacía falta, así que ahora es un equipo que sabe correr, defiende duro, que juega con los pivotes cuando hace falta, que tiene buenos extremos y que también ha mejorado en portería”.

Al partido de este sábado, el BM Zamora llega “carburando” todavía a medio gas, después de un parón que no ha resuelto los problemas en la enfermería, dado que no podrán jugar ni Octavio, ni ramiro ni Gastón.

En el lado positivo, hay que destacar la presencia ya en las filas del BM Zamora del joven jugador argentino, Joaquín Aravena, que este sábado podría debutar ya con el equipo.

De Aravena aseguró esta tarde Leo Álvarez, que se le ha contratado sobre todo “por su polivalencia”, dado que puede jugar con central, de extremo y también ser efectivo en defensa.

El propio Aravena confirmó este jueves que ya está listo para jugar y que se siente muy feliz de poder aportar su juego al conjunto pistacho. Así mismo se define como un “organizador de juego, más que un anotador”, un tipo de jugador del que precisamente el BM Zamora está muy necesitado tras la baja de Octavio.