El pabellón Angel Nieto vuelve a ser un talismán para el BM Zamora. Este sábado derrotó en un partido muy completo por 29 a 26 a un Balonmano Alarcos Ciudad Real que venía con la vitola de favorito.

Los pistacho salieron ‘enchufados’ al pabellón con ganas de poner tierra de por medio en el marcador lo antes posible. Ciudad Real a duras penas aguantaba el ritmo impuesto por los locales, que corrían contragolpes uno tras otro levantando los aplausos de la grada.

Los visitantes no bajaron los brazos, y lograron aguantar las embestidas locales durante los primeros 30 minutos. El 15 a 12 parecía un margen demasiado estrecho para garantizar la victoria de los pupilos de Leo Alvarez.

En la segunda parte, el guión del partido siguió siendo el mismo. Dominaba el partido el BM Zamora, pero Ciudad Real aguantaba bien los trallazos del equipo local.

Solo a falta de cinco minutos para el final logró el BM Zamora doblegar al Ciudad Real, abriendo la ventaja en el marcador por encima de los cinco goles.

La presión asfixiante del conjunto visitante no amilanó a los pistacho que esta vez supieron resolver con eficacia un partido que pudo ponerse difícil.

Las eficacia goleadora esta vez llegó de la mano de Cubillas y Ramiro, cada uno son seis goles, de Jaime que se marchó al vestuario con cinco goles, y de Jortos que regresó a la formación pistacho con cuatro goles.