El CB Zamora Innova Chef ha hecho los deberes, y logró la clasificación para el grupo A1, que garantiza la permanencia para la próxima temporada y permite a los zamoranos luchar por una de las plazas que dan acceso al Play Off de ascenso a LEB Oro.

Tras la victoria en Navarra, los de Saulo Hernández afrontan la última jornada de la primera fase como lo que es, el inicio del Grupo A1, ya que del resultado que se dé en este partido puede variar hasta en dos victorias el record con el que se empiece el siguiente grupo.

El Innova Chef recibe en casa a uno de los rivales históricos de los últimos años, ante los que han disputado fases de ascenso y duelos en la categoría de plata en las últimas temporadas, a excepción de la pasada, dónde curiosamente Club Baloncesto Morón pertenece a la conferencia Este, mientras que en la temporada actual debido a la composición geográfica del grupo forma parte de la conferencia Oeste. En el total de partidos disputados exclusivamente en LEB Plata, el balance no es favorable para los zamoranos, ya que en 5 encuentros disputados únicamente han logrado sumar victoria en uno de ellos. Cabe mencionar, que en caso de que el Innova Chef sume su 13ª victoria, será la número 50 en la categoría y por tanto, también para Saulo Hernández, técnico del Club Baloncesto Zamora durante toda la trayectoria en LEB Plata.

Club Baloncesto Morón llega en 6º posición con 10 victorias (2 menos que los zamoranos), y con la obligación de ganar en la pista Zamora para mantener opciones de clasificación, ya que debería ganar y esperar que Marbella sume en La Rioja. El partido, por tanto, en ningún caso es intrascendente para los zamoranos, todo lo contrario, ya que si finalmente cayeran ante CB Morón y lograse el pase, al arrastrarse las victorias contra los equipos del grupo el Innova Chef sumaría dos derrotas acumuladas y se vería penalizado en la clasificación general en la segunda fase, dificultando el acceso al play off final.

El cuadro sevillano es un equipo joven, agresivo como el zamorano, pero con dos bases con mucha experiencia en Leb Oro (Guillermo Corrales y Marco), que leen el partido de la manera adecuada en cada ocasión. Desafortunadas lesiones a lo largo de la temporada han hecho que Morón no haya podido certificar aún su pase al grupo A1, pero sin duda por nivel de juego y calidad se han hecho acreedores del mismo.

El cuadro zamorano llega tocado, con el americano Ryan Nicholas y Alberto Jarillo muy dudosos por procesos gripales, mientras que Iza y Libroia aún se recuperan de molestias en el tobillo y la espalda respectivamente, por lo que hasta última hora no se sabrá la configuración final de la plantilla para el duelo. La semana de entrenamientos no ha sido por tanto la deseada, pero el vestuario está concienciado de la importancia del duelo, y saldrá a por todas como siempre, independientemente del número de efectivos disponibles.