Venía Juaristi con vitola de equipo todopoderoso, aspirante claro al liderazgo de la categoría. El Cb Zamora se jugaba mucho, tanto como aspirar a situarse en los puestos cabeceros de la tabla. Con tanto el juego, Juaristi y CB Zamora regalaron a la afición un partido histórico, un partido para el recuerdo. De largo, el encuentro disputado este sábado en el Angel Nieto ha sido uno de los más emotivos, vibrantes, y espectaculares vividos en la capital zamorana en los últimos años.

Tres prórrogas necesitó el equipo de Saulo Hernández para llevarse la victoria esta noche. Tres prórrogas llenas de tensión y nervios, que enloquecieron a un público que vivió con intensidad un duelo que duró casi dos horas y media.

Los primeros cuarenta minutos fueron de total igualdad. Cualquiera podía llevarse el triunfo. Tanta era la igualdad sobre la cancha que ambos equipos empataron a errores no forzados en los últimos segundos para empatar finalmente a 79 puntos. En las prórrogas, volvió a brillar como en sus mejores días Libroia, con unos triples casi imposible y un juego vibrante y eléctrico capaz de desequilibrar el partido.

Los esfuerzos del CB Zamora chocaron siempre con el buen hacer, la calidad y la fortaleza de un Juaristi que nunca bajó los brazos y que forzó otras dos prórrogas en una demostración de lucha pocas veces vista en Zamora.

En la última, con el público enfervorecido y los jugadores exhaustos, el CB zamora esta vez tuvo la suerte que no tuvo en otras ocasiones para llevarse un más que merecido triunfo por 107 a 103.