El CB Zamora afrontará este sábado el último partido de la primera fase. Con la clasificación para seguir adelante en la lucha por el ascenso en el bolsillo, los hombres de Saulo Hernández no quieren ni oír hablar de relajación consciente de la importancia que las victorias en esta primera fase tendrán en el futuro cuando comience la lucha con los mejores.

Morón, además, llegará a Zamora muy motivado, dado que son sextos y una victoria podría clasificarles para estar en la fase de ascenso por lo que los andaluces no serán presa fácil para los jugadores del equipo zamorano.

El principal objetivo del técnico esta semana ha sido mentalizar a los jugadores, que el pasado fin se semana vivieron su particular momento de euforia al conseguir el pase a la fase de ascenso, de que este partido ante Morón también es vital para el devenir de la Liga.

La plantilla, además, no pasa por su mejor momento, dado que Iza, Libroia, Biel Jarillo y Ryan no están por unos motivos o por otros al cien por cien y quizá el sábado alguno no pueda ni vestirse de corto.

La intranquilidad de Saulo Hernández por la motivación de los jugadores, por lo menos por lo que respecta a Mendicote, puede olvidarla. El jugador dejó claro este jueves que “perder, ni a las canicas” en referencia a la entrega y al empeño que este sábado pondrán los jugadores para vencer a Morón.

Para el jugador vasco, el equipo aunque ya sin la presión de no estar en la lucha por el ascenso, sigue siendo ambicioso y quiere pasar con el máximo número de victorias posible a la siguiente fase.