El CB Zamora se impuso este sábado a Azuqueca por 81 a 74 en un partido sin demasiado atractivo y en el que solo una tímida reacción del equipo visitante en el tercer cuarto puso algo de intriga a un encuentro que los locales dominaron con solvencia.

En el primer cuarto el juego igualado de ambos equipos hizo que terminaran los diez primeros minutos con un estrecho 16 a 18. En el segundo cuarto los de Saulo Hernández pusieron tierra de por medio con un parcial de 27 a 12 que dejaba el marcador al descanso en un claro 43 a 30.

El tercer cuarto, con una actuación de los árbitros más que discutible, redujo las distancias hasta permitir que el Azuqueca empatará el partido a 63.

A partir de ese momento, el CB Zamora volvió a pisar el acelerador para volver a establecer distancias en el marcador. En los últimos minutos Niang ofreció un recital de baloncesto control, manejando el balón con maestría para entrar a canasta cuando más necesarios eran los puntos y recibiendo faltas y anotando tiros libros en los instantes finales en los que Azuqueca trató de frenar el juego local a base personales.

Aun así, el máximo anotador del partido fue Ibitayo, que marcó 18 puntos, seguido de Niang con 17 y de Meikle con 12.