El vicepresidente tercero de la Diputación y diputado de Medio Ambiente y Parque de Maquinaria, Javier Faúndez Domínguez, visitó recientemente las instalaciones del Centro de Tratamiento de Residuos del Consorcio para la Gestión de Residuos Urbanos de la provincia de Zamora, e informó que en el año 2018 estas instalaciones recibieron un total de 70.815,53 toneladas de residuos, de las cuales 64.213,96 corresponden a residuos domésticos depositados en el contenedor gris; 1.552,34 a envases ligeros en contenedor amarillo (con un 26,4 de residuos impropios depositados en este); y 5.049,23 a otras entradas (voluminosos, podas, etc.).

Estos datos confirman al Centro de Tratamiento de Residuos de Zamora como una de las instalaciones con una tasa de reciclado de envases más alta de Castilla y León, como así queda reflejado en los datos de ECOEMBES del año 2018 sobre la recuperación de subproductos de la “recogida selectiva de envases o contenedor amarillo”.

En este sentido, destaca que en materia de envases ligeros se recuperaron un total de 1.124,7 toneladas del contenedor amarillo, con un rendimiento del 72,46 por ciento, frente al 64,3 por ciento del resto de las provincias de Castilla y León.

Paralelamente, del contenedor gris se recuperaron 2.070 toneladas de papel/cartón y envases ligeros, a los que se suman otros subproductos del flujo de residuos llegados al CTR como es el caso de la chatarra, 171,74 toneladas; cajas de plástico, 125,30; residuos eléctricos y electrónicos,51,58; y vidrio, 11,82.

De igual modo, en 2018 se logró recuperar de los residuos entrantes un total de 1.300 toneladas de material bioestabilizado (anteriormente denominado compost) destinado a fines agrícolas.

CONSORCIO PROVINCIAL
El Consorcio para la Gestión de Residuos Urbanos de la provincia de Zamora está formado por la Diputación Provincial de Zamora, las 15 Mancomunidades de la provincia y 6 municipios no mancomunados, así como por los Ayuntamientos de Zamora, Benavente y Toro.

El objeto del Consorcio es la gestión del tratamiento de los residuos sólidos urbanos a través del Centro de Tratamiento de Residuos (C.T.R.) ubicado a unos 8 km de la capital de Zamora, y de seis plantas de transferencia, ubicadas en, Cernadilla, Castrogonzalo, Villafáfila, San Vitero, Toro y Bermillo de Sayago.

El Centro de Tratamiento de Residuos se puso en funcionando en septiembre de 2001. Posteriormente, en el año 2009 se llevó a cabo una ampliación de las instalaciones y la implantación de nuevos equipos de selección automática.

El Centro de tratamiento cuenta con las siguientes zonas:
– Zona de reciclaje: compuesta por una nave de recepción de residuos y dos líneas de tratamiento, una para selección de basura en masa y otra para envases (que también puede emplearse para residuos en masa. Además, dispone de una nave abierta y plataforma para el almacenamiento de los subproductos recuperados.
– Zona de fermentación o compostaje: Dispone de 10 túneles de compostaje, nave de maduración, nave de afino, almacén de bioestabilizado e instalación de tratamiento de aire (biofiltro).
– Planta de tratamiento de lixiviados: consistente en tres módulos de evaporación atmosférica.
– Zona de servicios Generales: compuesta por oficinas, vestuarios, comedor, aula medioambiental, taller, etc.
– Depósito controlado de rechazos y balsa de lixiviados: consistente en un vaso impermeabilizado para el depósito de los materiales no aprovechables.