El Roscón de Reyes es cada día 6 de enero, con permiso de los Reyes Magos, uno de los grandes protagonistas de la jornada. Rara es la casa en la que no haya este típico dulce navideño que acompaña desayunos, postres o meriendas. Sin embargo, con los años, el roscón ha ido variando y, hoy en día, lo podemos encontrar de variados sabores para conquistar distintos paladares.

Nata, trufa, crema o sin relleno a elección de cada hogar, pero siempre con sorpresas en su interior: una figurita y un haba. Y como manda la tradición, él que encuentra la figura, coronado rey será y el que tenga la desdicha de hallar el haba, el roscón deberá pagar.

Este es el poema que explica la tradición del Roscón de Reyes:

He aquí el roscón de Reyes, tradición de un gran banquete

en el cual hay dos sorpresas para los que tengan suerte.

En él hay muy bien ocultas una haba y una figura,

el que lo vaya a cortar, hágalo sin travesura.

Quien en la boca se encuentre, una cosa un tanto dura,

a lo peor es la haba o a lo mejor la figura.

Si es la haba lo encontrado, este postre pagarás

mas si ello es la figura, coronado y Rey serás.