Decenas de personas se reunieron este sábado para escuchar el segundo ensayo del Miserere por parte del coro de la Hermandad Penitencial de Jesús Yacente.

Cada vez más, las pruebas que realiza el coro durante la Cuaresma se convierten en una cita seguida por múltiples curiosos y aficionados que ven en estos ensayos una manera de disfrutar de las voces que protagonizan, el Jueves Santo por la noche, uno de los actos más conocidos de la Semana Santa de Zamora.

Siguiendo las indicaciones del director del coro, Pablo Durán, el grupo repasó las distintas partes del Miserere repitiendo algunos fragmentos hasta acompasar las voces de todos los hermanos presentes en el ensayo.