La crisis económica y, sobre todo, el envejecimiento de la población están reduciendo drásticamente las aportaciones en Zamora a la ONG Manos Unidas. El fallecimiento de socios que durante muchos años habían aportado grandes sumas de dinero a la ONG está reduciendo en los últimos años su presupuesto y limitando, por tanto, su capacidad para ayudar en proyectos de desarrollo a nivel mundial.

Aún así, explicó esta mañana su presidenta, Pilar Gutiérrez, Manos Unidas Zamora contó el año pasado con un presupuesto superior a los 311.000 euros. La mayor parte de ese dinero, más de 261.000, entró en las arcas de la ONG gracias a los ingresos obtenidos a través de fondos privados. La vía institucional aportó a la organización 11.300 euros y las actividades propias como mercadillos, conciertos y huchas solidarias aportaron 38.000 euros.

Con estos fondos, Manos Unidas Zamora colaboró a través de la Operación Enlace en nueve proyectos de desarrollo en países como México, Burkina Faso, India, Togo o Panamá.