Intensa y maratoniana jornada de waterpolo vivida el pasado sábado 26 de mayo en las piscinas del Río Esgueva de Valladolid, donde el Waterpolo Zamora disputaría la quinta edición de la Copa Castilla y León en sus cuatro categorías federadas.

Fue el equipo femenino, debutante este año, quién se llevó toda la gloria de la jornada para los zamoranos alzándose con el título de campeonas de la Copa tras derrotar a sus rivales, primero WP Logroño, y posteriormente Castellae Burgos, imponiéndose a éstas últimas en una fatídica final que se decidió en la tanda de penaltis. En esta final, las burgalesas comenzaron arriba en el marcador con un 5-1 en el primer tiempo. Pero las guerreras zamoranas, aupadas por la grada, no se rindieron, y en el segundo tiempo, desplegando un gran juego de equipo, fueron recortando distancia hasta finalizar el partido con un empate a 6. Fue en la tanda de penaltis cuando la portera zamorana, Lucía Gavilanes, puso un candado en su puerta deteniendo 2 de los 3 penaltis lanzados por las burgalesas, y anotando las zamoranas los dos primeros lanzamientos de la mano de Carla Velasco y Claudia Chimeno.

Las zamoranas cierran un año fantástico en su debut como equipo oficial, consiguiendo el subcampeonato de Liga y proclamándose campeonas de copa, demostrando una vez más que este deporte no tiene límites.

Por su parte, el absoluto masculino Aquona Zamora consiguió un meritorio tercer puesto tras vencer al Wp Logroño, categoría en la que se proclamaría campeón el Parquesol Waterpolo Valladolid.

Los cadetes del Volvo Automóviles José de Dios, al igual que los absolutos, acabarían el torneo en un tercer puesto tras imponerse a los cadetes de Valladolid, siendo campeones en esta categoría el Castellae Burgos.

La categoría infantil del Michinel Asesores Fiscales, actuales campeones de Liga, tras un buen torneo, cayeron derrotados ante sus homónimos de Wp Logroño, en la tanda de penaltis de la final disputada entre ambas escuadras que estuvo muy igualada.