El gerente regional de Salud de Castilla y León, Manuel Mitadiel, que este miércoles ha acudido a Zamora a la toma de posesión de la nueva gerente provincial, ha condicionado la aplicación del nuevo plan de reordenación sanitaria para la comarca de Aliste solo se pondrá en marcha si hay “consenso con los alcaldes y profesionales de la zona”.

Mitadiel ha asegurado que la puesta en marcha de este plan “no es una batalla contra nadie” y solo con el acuerdo generalizado de todas las partes podrá implantarse en los próximos meses.

El gerente ha insistido en que “no se van a cerrar consultorios, ni se van a sustituir médicos por enfermeras”.

El objetivo del plan, es “mejorar la accesibilidad de los vecinos a los sistemas sanitarios, evitar traslados a los hospitales y que los médicos puedan hacer su trabajo con algo más que sus maletines sino en centros bien dotados”.

El proyecto contempla también la mejora del sistema de cita previa, de tal forma que los médicos no estén en consultorios vacíos sin pacientes a los que tratar.

Mitadiel ha confirmado que tras la evaluación del plan si se ejecuta finalmente se extenderá a otras zonas de la región.