La Junta asegura que prevalece el criterio provincial e incluye en este avance de fase a las localidades de Olmo de Guareña, Vallesa y Cañizal

El Gobierno ha confirmado este viernes las comunidades autónomas y provincias que el lunes pasarán a la fase 3 de la desescalada. Finalmente, en Castilla y León pasarán a la siguiente fase las provincias de Zamora, Valladolid, Palencia, Burgos y León, quedándose atrás por su relación con Madrid y el País Vasco, Salamanca, Segovia, Avila y Soria.

En el caso de Zamora, todos los municipios de la  provincia, sin excepción, avanzan de fase. En el caso de las localidades de Cañizal, Olmo de Guareña y Vallesa, prevalece el criterio provincial a pesar de que pertenecen a la zona básica de salud de Pedrosillo, en Salamanca.

El paso a la fase 3, de todas formas, no supondrá que los zamoranos puedan salir de sus fronteras provinciales, dado que sigue estando limitada la movilidad entre territorios.

Además, y como ya anunció ayer el Gobierno, el pase a la siguiente fase no incluirá tampoco el permiso para el inicio de las actividades de ocio nocturno y consumo en barra en los bares. Entre las novedades más llamativas de este avance, sí que está la ampliación de los aforos.

Junto con las cinco provincias ya señaladas de Castilla y león que permanecerán en fase 2, se queda también Madrid, Barcelona y Lérida.

Galicia, por su parte, alcanza la tan deseada nueva normalidad, lo que supondrá recobrar nuevas actividades restringidas hasta el momento.