El equipo verdirrojo jugaba hoy ante su público en el Manuel Camba. Un choque en el que el equipo local tenía la presión de sumar ante el equipo Leonés.

Los zamoranos llevaban en el control de encuentro incluso disponían de alguna ocasión pero en el minuto 5 los visitantes se adelantaban en el marcador. Pibeta igualaba la contienda en el minuto 9. Siguió el partido sin un claro dominador del juego. En el minuto 16, los visitantes ponen el 1-2 y a falta del pocos segundos para el final de la primera parte el 1-3 en una gran combinación que terminó con un gran gol.

Tras el ya tradicional partido de los chupetines del Racing Zamora y del Amor de Dios los chicos de David Sierra salían a la cancha con ganas de volver al partido y así fue en la primera jugada. Aitor acortaba distancias y subía el 2-3 al marcador, pero solo fue un espejismo puesto que el equipo no se le veía con la convicción de llevarse este partido, los errores se pagan y un nuevo fallo en la zaga les cuesta el 2-4.