El Kanka actuará el 14 de diciembre en Zamora

En el Teatro Ramos Carrión

El Kanka anunció hace pocos días que ponía fin a su extensa gira presentación de El arte de saltar, quinto disco del malagueño. Zamora y Salamanca son dos de esas ciudades que recogerán los últimos latidos de un tour que, desde que arrancó en abril, ya suma 67 conciertos ofrecidos, 27 de ellos con todos los tickets vendidos (sin contar los sold out de conciertos que todavía no se han celebrado).

Para Zamora (14 diciembre Teatro Ramos Carrión) los tickets todavía están disponibles en la web del teatro desde 20€ y para Salamanca (15 diciembre Palacio de Congresos Castilla y León) en Ticketmaster desde 22,80€.

El cantautor se despide así de un nuevo ciclo en su carrera y de un año en el que no ha parado de recibir satisfacciones. El balance de esta gira deja escritos varios hitos en la historia de El Kanka como encabezar los carteles de varios festivales y tocar ante miles de personas, algo antes impensable para un cantautor; o haber llenado por segunda vez (ya lo consiguió con su anterior trabajo De Pana Y Rubí) la sala La Riviera de Madrid; también destaca el doblete en Barcelona con dos fechas consecutivas sold out en Sala Barts; o colgar el cartel de entradas agotadas en grandes salas de capitales (Murcia, Valencia, Córdoba, Huelva, Coruña, Bilbao, León, Santander, Burgos, Vigo o Cáceres) o en el todo el ciclo de conciertos Live The Roof. Y es que lo de vender todas las localidades se ha convertido en algo común en la gira de El Kanka. Tanto es así que, nada más anunciarse las últimas fechas de su gira, Burgos, Cádiz y Oviedo se han quedado sin tickets a la venta.

Todo ello demuestra que El Kanka cuenta con una sólida base de fans que en este año ha aumentado sustancialmente, quizás gracias al impulso mediático que ha hecho que sus canciones llegaran a mucha más gente que ha apreciado su particular estilo propio: melodías pegadizas y letras que mezclan la ironía con situaciones comunes con las que es fácil sentirse representado. Y no hay que olvidar que, otro de los puntos fuertes de El Kanka, es la cercanía que desprende desde el inicio de su carrera: sin importar el número de seguidores, sus redes sociales son una ventana abierta al particular mundo del artista.

Además del éxito de la gira y del disco El arte se saltar, hay otros detalles que merecen ser destacados en el balance del año de El Kanka. El primero es que, siguiendo con su apuesta de trabajar desde la independencia más pura, ha publicado por primera vez un disco con su propio sello discográfico, A Volar Music y además consiguió con El arte de saltar meter cabeza en el puesto número 6 de la lista de ventas, el 1 de iTunes y entre los más virales de Spotify en la primera semana del LP a la venta en el mes de febrero. Otros hechos destacados son su nueva incursión en Latinoamérica donde ya tiene un público asentado y en ciudades como México o Montevideo consiguió llenar los recitales; o que Pasión Vega eligiera su tema Querría para versionarlo e incluirlo en su último disco; o pasar de un formato cantautor guitarra y voz a viajar con toda una banda y ofrecer un gran espectáculo.

Lo mal que estoy y lo poco que me quejo (2013), El día de suerte de Juan Gómez (2014) y De Pana Y Rubí (2015) son los tres discos que preceden a El arte de saltar (2018). En este último trabajo discográfico El Kanka vuelve a ofrecer canciones que abrazan distintos estilos, se aprecia el enfrentamiento entre ritmos sureños (hay tres rumbas, aunque una de ellas es catalana) y ritmos basados en el folklore sudamericano, patrones más de raíz que en otros discos, con aires de chacarera e inspiración desde Natalia Lafourcade a Mercedes Sosa o Violeta Parra. Según palabras de El Kanka, se trata de un trabajo más poético en general, con letras de bastante contenido, aunque obviamente hay hueco para el humor y también para la ironía, con un punto de maldad que no tienen sus tres anteriores incursiones discográficas. Y por supuesto, como en cada LP de El Kanka, no faltan las colaboraciones de grandes amigos como Jorge Drexler y la Comparsa de Martínez Ares de Cádiz.