El lunes 22 de abril se iniciarán las obras de la de ampliación del paso inferior existente bajo la vía del ferrocarril en la calle de Cañizal, en su intersección con la CL-605, con un presupuesto de 200.000 euros, que serán financiados íntegramente por el Ayuntamiento de Zamora.

Por este motivo y durante el pazo de tres meses que durarán las obras, la carretera de Cañizal permanecerá cortada en este punto, estableciéndose los desvíos alternativos a través de la N-630 hacia el puente de los Tres Arboles, para el acceso a la ciudad, y a través de la carretera de Salamanca para la salida.

Los trabajos previos comenzarán precisamente el lunes con la instalación de la señalización alternativa y las obras propiamente dichas se iniciarán después de la festividad de Villalar, según ha informado hoy el alcalde, Francisco Guarido, tras la reunión de la Junta de Gobierno Local. Dicha señalización se colocará de acuerdo con lo solicitado y autorizado tanto por el Ministerio de Fomento como por la Junta de Castilla y León, titulares de las vías respectivamente.

Con el proyecto de ampliación del paso inferior de la calle Cañizal se da por fin cumplimiento a una demanda de hace veinte años de los vecinos de Pinilla para paliar el cuello de botella que supone el actual paso.El proyecto contempla la ampliación desde los seis metros actuales a los veinte metros de anchura, y contará con la dotación de aceras laterales.