La jornada de este lunes 6 de agosto pondrá fin a la primera ola de calor del verano. Un día en el que continúan las temperaturas elevadas que pueden llegar hasta los 38º, pero que dará paso a una semana en la que las temperaturas máximas descenderán de forma notable. 

En la provincia de Zamora el cielo estará hoy poco nuboso y no se descarta alguna tormenta seca, dispersa, según informa la Agencia Estatal de Metereología. Temperaturas mínimas sin cambios o en ligero ascenso, y máximas en ligero ascenso. Vientos del norte y noreste, flojos en general aumentando por la tarde a componente oeste, y se pueden dar rachas fuertes o muy fuertes del oeste y noroeste durante las tormentas.

Durante las jornadas del martes y miércoles las temperaturas máximas descenderán de manera generalizada en toda Castilla y León, este descenso será notable en la mitad oeste. En cuanto a las mínimas, se espera que desciendan ligeramente el martes en toda la Comunidad salvo en el cuadrante noreste donde aumentarán levemente. En la provincia de Zamora, se esperan temperaturas máximas de 32º y mínimas de 17º. El miércoles se prevé que este descenso en las temperaturas mínimas se extienda a todo el territorio.

Ante temperaturas elevadas, la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León recuerda seguir las siguientes recomendaciones:

  • Evitar salir de casa durante las horas centrales del día (entre las 12 del mediodía y las 6 de la tarde).
  • Beber más líquidos, sin esperar a tener sed. Sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos.
  • Evitar comidas copiosas, tome verduras y frutas. Comer menos cantidad y más veces al día. No tomar comidas calientes ni abusar de las bebidas alcohólicas.
  • Reducir la actividad física.
  • Descansar con frecuencia a la sombra.
  • Usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.