El Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública de Zamora ha reclamado hoy que se les entregue el documento con el nuevo plan de reordenación sanitaria que la Junta de Castilla y León va a poner en marcha en la comarca de Aliste. Un proyecto que creen que debe ser antes consensuado con los equipos de atención primaria que trabajan en la zona, los alcaldes, las organizaciones sociales y los vecinos.

“Se ha empezado la casas por el tejado, todo al revés. No obstante, tenemos una oportunidad de poner en marcha algo diferente a lo que hay y nos comprometemos a colaborar”, ha dicho Jerónimo Cantuche, portavoz de la plataforma.

El Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública ha pedido consenso para solucionar el problema de la sanidad rural, que es un problema que afecta a toda la provincia de Zamora. Pero, lo primero, es conocer el plan piloto del que no tienen constancia y sobre el que trabajar. “Es lo que pedimos, que no haya debate ni los partidos políticos politicen el tema, hasta que conozcamos el documento”, han declarado.

En este sentido, la plataforma pide que haya un consenso clave en cinco puntos que consideran fundamentales: la dignificación del trabajo de los profesionales sanitarios, no al cierre de consultorios para seguir ofreciendo una atención cercana y directa, que cada profesional atienda a los ciudadanos según sus competencias y funciones, que se establezca un sitio de referencia para las urgencias donde haya siempre un médico y una enfermera y se organicen los desplazamientos con criterios de quién se mueve.

Por ello, van a exigir a la Consejera de Sanidad que les entregue el proyecto antes de quince días para que puedan aportar sus soluciones, sino han anunciado que volverán a salir a la calle para reclamar una sanidad justa y digna.