El Ministerio de Interior cederá parte del edificio de la antigua cárcel, el situado en la carretera de Almaraz, para que pueda ser destinado a usos sociales y culturales.

Según explicó este martes el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la visita realizada a la ciudad para arropar a los candidatos socialistas a las próximas elecciones municipales y autonómicas, la intención es que la cesión se pueda hacer “en breve, lo más rápido posible” una vez que se solucione la tramitación administrativa, “aunque la decisión  política que es lo importante está ya asumida”, precisó.

El candidato del PSOE al Ayuntamiento de la capital, Antidio Fagúndez, señaló que las conversaciones mantenidas con el Gobierno incluyen la cesión de cerca de 2.000 metros cuadrados que se destinarán a usos sociales. Por eso, añadió, se realizará sin coste alguno, aunque tendrá que ser el Ayuntamiento de Zamora el que asuma los gastos necesarios para adecuar las instalaciones al nuevo uso.

Marlaska comprometió también el apoyo del Gobierno para construir un parque tecnológico en los terrenos que ADIF tiene junto a la estación de ferrocarril y que están en desuso, uno de los proyectos que el propio Fagúndez ha barajado durante el actual mandato al frente del Ayuntamiento de Zamora junto a IU.

Grande-Marlaska aseguró que el Gobierno central “se coordina con las distintas administraciones, entre ellas las locales, que son las primeras que responden y que tienen que dar los servicios a los ciudadanos” y por eso, añadió, “para el PSOE son tan importantes las elecciones municipales,  para que el gobierno de Pedro Sánchez pueda materializar sus propuestas”.