El MMT Zamora se enfrentará este sábado al Barcelona B con la menta puesta en la recta final de la una temporada en la que todos los puntos en juego serán cruciales para poder entrar en la fase de ascenso.
En el vestuario pistacho, así lo ha reconocido esta tarde Octavio, las cuentas que se echan pasan por conseguir “8 de los doce puntos todavía en juego”. Eso exige lograr el triunfo en los tres partidos de casa y puntuar, al menos una vez, fuera.
Para Octavio, una buena oportunidad para empezar a lograr esos “8 de 12” está en Barcelona, donde los pistacho ya han conseguido arañar puntos en otras ocasiones.
Más cauto ese sentido se ha mostrado el técnico pistacho, Leo Alvarez, para quien tan cerca está la fase de ascenso como los puestos de descenso. “Esta es una liga tremendamente competida, de mucha igualdad, y si bien es cierto que con ocho de doce puntos estaríamos en la fase de ascenso, también es cierto que a seis puntos están los equipos que se juegan el descenso”.
Para Alvarez, el triunfo en Barcelona pasa por explotarla inexperiencia de los jóvenes jugadores catalanes y su ansiedad por hacer un buen papel que les catapulte al primer equipo. “Hay que tratar de ponerles en aprietos, llevar el ritmo del partido”.