Victoria contundente del Balonmano Zamora ante Torrelavega. El equipo de Leo Álvarez jugó uno de los mejores partidos que se recuerdan en el pabellón Ángel Nieto. El marcador, 31 a 24, deja bien a las claras la superioridad pistacho en esta noche de sábado.

El conjunto zamorano empezó el partido dubitativo. Tardo unos minutos en ajustar su juego, pero una vez que desbarató la principal arma del equipo visitante, el contraataque, todo fue sobre ruedas el resto del partido.

En la mitad de la primera parte el MMT Zamora ya se imponía en el electrónico por 9 goles. Torrelavega se quedaba en ocho tantos y no mostraba signos de reacción. Poco a poco el conjunto pistacho ponía tierra de por medio. El 19 a 10 en el electrónico al final de la primera parte se lo ponía muy complicado a los visitantes para el segundo tiempo.

Una tímida reacción visitante redujo la distancia hasta un preocupante 24 a 20 a falta de 15 minutos. Pero esta era la tarde del MMT, que de nuevo apretó el acelerador para volver a agrandar las diferencias hasta el 31 a 24 final.

En el MMT la responsabilidad anotadora se distribuyó entre la mayor parte de los jugadores. Huiz marcó cinco goles en una tarde muy inspirada. Ramiro, Adrián, Jaime, Ceballos, Octavio y Petter marcaron cada uno tres goles, lo que da una idea de lo repartido que estuvo la tarea atacante en el MMT.